"El sistema tiene una fragmentación enorme que lo hace muy ineficiente"

El director del Sanatorio 9 de julio de Tucumán analiza el contexto sanitario y económico de las instituciones privadas de salud. Cómo impactó el Covid-19 y los problemas del sector.

Con más de 60 años de historia, el Sanatorio 9 de julio es la institución sanatorial más grande del NOA y la cuarta de mayor envergadura en el interior del país, excluyendo al AMBA. Con 310 camas de internación, cerca de 8 mil pacientes son atendidos mensualmente en guardia. Además, aproximadamente 1100 personas conforman el equipo de trabajo en un sanatorio que realiza cerca de 2 mil internaciones por mes.

En una entrevista con Código Médico, Carlos Pesa, director de la institución, brinda detalles del trabajo realizado en conjunto y se refiere a la difícil situación del sector y los rumores de nacionalización del sistema de salud.

¿Cómo impactó en el sanatorio la llegada de la pandemia del Covid-19?

-La pandemia tuvo dos etapas: en la primera, que fue con la declaración de cuarentena obligatoria del 20 de marzo, hubo una abrupta caída de la demanda de pacientes, que bajó a menos de la mitad. Todo lo no urgente quedaba postergado, en parte por decisión propia de la gente influida por el temor y en parte por un aconsejamiento y normativa del Ministerio de Salud de la Nación, que señalaba que todo lo que era diferible y en lo que no corría riesgo la vida podía esperar. La segunda etapa inició cuándo comenzaron a aparecer los primeros casos en la primera quincena de julio. Allí llegamos a una ocupación de la mitad de la estructura sanatorial con pacientes con Covid positivo. Llegamos a tener, a mediados de mes de octubre, números récord de pacientes internados, que llegaron a 196 sobre el total de 310 camas. Igualmente, gracias al trabajo conjunto logramos dividir una "Área Covid'" y un "Área no Covid".

¿Cuál fue la estrategia implementada por el sanatorio frente a esta situación?

-La precaución principal fue tratar de proteger a nuestra gente para evitar que la cadena de contagio se produjera internamente. Intentamos coordinar un funcionamiento correcto con la autoridad del Ministerio Provincial de Salud y el conjunto de sanatorios, pero lamentablemente la coordinación no se pudo llevar a cabo porque el Ministerio manifestó que su preocupación eran los pacientes sin cobertura social. Al no darse esta coordinación, la respuesta colectiva no tuvo la eficiencia que necesitaba, porque frente a una situación de demanda excepcional siempre lo prioritario tiene que ser el interés colectivo sobre lo individual.

En la meseta de casos, ¿se retornó a los valores de consulta prepandemia?

-Cuando empezaron a disminuir los casos en Tucumán, en el mes de noviembre, volvió a aumentar el número de pacientes con patologías NO Covid que retornaron para ser atendidas y programar cirugías, ya que pudimos garantizar un aislamiento adecuado y evitar el riesgo de contagio interno.

"todavía estamos en un número relativamente alto de casos. Hoy tenemos 70 pacientes internados, entre confirmados, sospechosos y confirmados que se han negativizado pero siguen aquí porque las internaciones de pacientes muy graves tendieron a ser crónicas", dijo Carlos Pesa.

Con respecto al sanatorio como modelo de negocio, ¿Cómo afectó el coronavirus?

- Tuvo un impacto bastante fuerte. En primer lugar, hay un tema crónico que es el desfinanciamiento permanente que tiene el sector desde hace mucho tiempo. El área privada sobrevive y se nutre de un porcentaje bajo de un salario bajo. Esta y muchas otras variables hacen que el costo de la salud aumente y el gasto de la salud también. Cuando a esto se le suma una demanda muy alta por una patología no esperaba que hace necesario el uso de recursos y aparece un elevadísimo costo de estos recursos especiales para atender la patología, se da el combo perfecto destructivo para que la situación sea muy preocupante.

A esto se suma que las obras sociales entraron también en una situación difícil, ya que disminuyeron sus aportes y su cadena de pagos, teniendo un impacto importante. Una ayuda importante frente a la situación fue el ATP, que muy preocupantemente terminó el 31 de diciembre y genera una incógnita muy fuerte para lo que va a venir de acá en adelante.

El Gobierno decidió anular la autorización a prepagas para aumentar un 7% sus aranceles. ¿Cómo afecta al sistema privado de salud?

-Generalmente, las empresas de medicina prepaga en el AMBA pueden estar significando entre un 40% y 50% de la cobertura total de los pacientes. A medida que nos alejamos de la capital, el porcentaje va disminuyendo drásticamente y en el norte argentino ese número está en el 7%. Tucumán está en el límite superior y las otras provincias muy debajo de este porcentaje, de modo que no modifica variables importantes. Nuestra principal preocupación es la falta de recursos adecuados que tiene la seguridad social, que además está enfrentando una situación complicada que será un tema de preocupación del Estado nacional porque tiene que dar respuestas, de lo contrario se va a traducir en un deterioro del sistema asistencial.

¿Cuál es su opinión frente a los rumores de estatización del sistema privado de salud?

-Lo que creo es que nadie puede seguir mirando al costado como si no pasara nada, porque realmente nosotros necesitamos analizar lo que está ocurriendo ya que, en definitiva, va a terminar afectando al conjunto de la población. 

"En Tucumán, el sector privado atiende al 50% de la población mientras que al otro 50% lo atiende el sistema estatal, cuyo financiamiento es mayor, al contrario de lo que muchos creen", dijo Pessa. 

Analizando desde la óptica de la supervivencia del subsector privado, necesitamos una recomposición de recursos ya que cada vez existen más alternativas terapéuticas pero requieren de mayor inversión. Además, el sistema tiene una fragmentación enorme que lo hace muy ineficiente.

Existen casi 300 obras sociales, con una regulación del estado muy débil. Tener 300 financiadores distintos, con gran cantidad de beneficiarios (algunas con 5 mil, otras con 5 millones) y con estructuras administrativas, contables y jurídicas separadas genera un problema muy serio de la asignación de recursos y eficiencia. Sin embargo, si los modelos fragmentados como éste asustan, los modelos centralizados como es el caso del Pami, aterran. El resultado en todos los términos es mil veces peor. Desde nuestro punto de vista, la alternativa de solución a esto debería pasar por una provincialización de la problemática y de los recursos, para que se manejaran poblaciones en el distrito donde tiene injerencia la autoridad provincial y se armara un sistema de gestión mixta entre lo privado y lo publico para tratar de dar la mayor eficiencia posible y de ese modo contribuir a igualar la calidad de servicio de toda la población, que es un derecho inalienable de los ciudadanos.

Los desafíos del Sanatorio de cara al 2021

-Nuestra visión desde hace mucho tiempo es brindar un proceso de atención institucional, es decir, que las personas no actúen sobre intereses y objetivos individuales, sino en una estructura que tiene una determinada política para seguir adelante en el proceso de atención de la salud. Esta política sanitaria trata de tener una visión a largo plazo e interpretar a la gente como un ser humano con todos los derechos a los que hay que garantizarle la salud. Creemos que es el camino que debería seguir la mayoría de las instituciones, pero son muy distintos los rumbos porque los objetivos son totalmente diferentes. La regulación del Estado nacional y provincial debería caminar hacia el mejor beneficio posible para la población y, por otra parte, hacemos hincapié fundamental en lo que es nuestro proceso de formación de las personas. Somos una institución asistencial que hace docencia e investigación. Hemos desarrollado un proceso educativo muy importante que hoy es el elemento nutritivo de nuestro equipo médico, como lo son las residencias médicas. Tenemos 8 residencias médicas con casi 100 médicos residentes que conviven en la institución y que desarrollan una interacción muy positiva para el desarrollo del conocimiento y brindar mayor atención a la gente.

Más de Profesionales

El sindicato de las Farma consiguió un aumento paralelo a la inflación

Las plantas industriales farmacéuticas logaron un aumento del 11,28%, con el objetivo de empatar a la inflación de 2020 que terminó en 36,1%. Además, se determinó un bono vacacional no remunerativo.
Tras la polémica por el uso del suero equino, la ANMAT aclaró la información

Tras la polémica por el uso del suero equino, la ANMAT aclaró la información

Ante la polémica por el uso del suero equino hiperinmune, la ANMAT aclaró las condiciones clínicas de los pacientes que pueden recibirla.
Prestadores de salud advierten al Gobierno sobre la crisis del sector

Prestadores de salud advierten al Gobierno sobre la crisis del sector

Durante la primera Convocatoria Nacional de Prestadores de Salud el sector advirtió sobre su critica situación y anunciaron los avances de las ultimas conversaciones mantenidas con el Gobierno