Presbicia: tratamiento sin anteojos ni cirugías

La presbicia se manifiesta a partir de los 40 años. El Método Benozzi es un tratamiento argentino que consiste en la aplicación diaria de un colirio con indicación personalizada de un oftalmólogo capacitado.

La presbicia, también llamada vista cansada, es un defecto refractivo que se debe a la pérdida de elasticidad del cristalino, la lente natural del ojo que permite enfocar las imágenes a diferentes distancias. En consecuencia, la capacidad de acomodación disminuye y provoca dificultades para ver de cerca con nitidez.

Se trata de un proceso de degeneración natural del ojo que se manifiesta generalmente a partir de los 40-45 años

El cristalino es como el "zoom" de una cámara fotográfica. Para poder enfocar los objetos cercanos, varía su forma y su potencia óptica. En personas jóvenes, es muy flexible. Sin embargo, con el paso de los años, se va volviendo más rígido y se reduce de forma progresiva su capacidad de contracción (acomodación), dando lugar a la presbicia.

Aunque la presbicia no se cura, hay varios métodos que, al igual que con otros defectos refractivos (hipermetropía, miopía, astigmatismo), ayudan a paliar la dificultad de enfoque. Los anteojos son la opción más habitual y se pueden utilizar diferentes tipos de cristales según las necesidades de cada paciente. Otra opción son las cirugías que se suelen indicar para los pacientes más grandes.

Una alternativa de tratamiento poco difundida

Existe desde el año 1999  un tercer tratamiento argentino que consiste en la aplicación diaria de un colirio (gotas oftalmológicas) patentado a escala mundial: el Método Benozzi 

Para comprender en qué consiste el tratamiento la Dra. Giovanna Benozzi, especialista referente de la Presbicia, aclara en primera instancia que no son gotas, como algunos consideran, sino que es un tratamiento con gotas. 

En este sentido el rol del especialista es fundamental, debe estar capacitado acerca de la técnica y, además, poder determinar para qué paciente es conveniente la aplicación del método.

El tratamiento no es el mismo para cada paciente, hay que adaptarlo acorde a la necesidad. Por esto, las gotas no son las mismas para cada persona ni se colocan de la misma manera. Es un tratamiento conveniente para algunos y combinable con otros tratamientos en otros casos con otras condiciones.

Si el especialista determina luego de un análisis que el Método Benozzi es conveniente para un paciente, entonces elabora una receta magistral en la cual indica las gotas específicas para esa persona. Este colirio es preparado en farmacias autorizadas por el Ministerio de Salud Pública para realizar recetas magistrales oftalmológicas.

La falsa competencia con las ópticas

Algunos han argumentado que la poca difusión del método se debe a que es más económica que unos anteojos, lo que implica una competencia fuerte para las ópticas. Con respecto a esto, la Dra Benozzi considera que no existe una real competencia porque el método Benozzi se presenta como una herramienta más para los oftalmólogos.

Hay pacientes para cada requerimiento. Si hay que remarcar que la aplicación de gotas  puede ser más cómodo en la vida diaria. Los anteojos para la presbicia son para focalizar de cerca. Es decir, de un solo uso. Si necesitamos por ejemplo, leer la letra pequeña de un papel, necesitamos el anteojo en ese momento, después no son útiles. Así, podemos olvidarnos de cargarlos, no darle un buen cuidado y puede resultar molesto.

"El valor del tratamiento va a variar en cada paciente y si hay que complementarlo con otra práctica y los honorarios profesionales. Por otra parte está el valor de las gotas que va a comprar en la farmacia. Definitivamente no es la opción más económica"

Patentado a nivel mundial, poco reconocimiento nacional

En 1999 el Doctor Jorge Benozzi, nacido en Buenos Aires comenzó a investigar sobre otra alternativa que no fuera el uso de anteojos para tratar la presbicia. Ese mismo año logró el objetivo.

Los últimos años, junto a su hija la Dra. Giovanna Benozzi, se dedicó a profundizar los conocimientos obtenidos en el laboratorio e integrarlos a la práctica diaria, lo que lo llevó a convertirse en el primer referente de la Presbicia a nivel nacional e internacional.

En el año 2014, durante una tormenta en el Océano Atlántico, el Dr. Benozzi naufragó junto a tres amigos.

El Dr. Benozzi logró patentar en aquel momento su invención en varios países del mundo, incluido Estados Unidos.  El sistema de patentes en ese entonces en nuestro país no era tan fuerte y se sumaban los obstáculos que todo investigador independiente tiene en su ejercicio. Por esto, el Dr. Benozzi se registró en el exterior.

Hoy el Método Benozzi cuenta con protección intelectual y es marca registrada. Lleva 18 años en el mercado, es único a nivel mundial y lleva tratados ya a más de 25.000 pacientes con resultados positivos. 

El reconocimiento y la masificación es cuestión de tiempo. La Dra Benozzi apuesta a un futuro con especialistas fuertemente capacitados para la indicación responsable del tratamiento.



Más de Pacientes
Alerta epidemiológica en Salta por casos de salmonella
Provincia

Alerta epidemiológica en Salta por casos de salmonella

Del total de casos registrados en lo que va de 2021, el rango etario más afectado es el comprendido entre 0 y 9 años.
Sarampión: existe riesgo de reintroducción en el país
Alerta epidemiológica

Sarampión: existe riesgo de reintroducción en el país

No existe tratamiento específico, sin embargo, para la prevención se
dispone de una vacuna segura y eficaz en el Calendario Nacional de Vacunación de Argentina.
Vacunación COVID en menores: cuáles fueron los primeros datos
Estadísticas

Vacunación COVID en menores: cuáles fueron los primeros datos

El Ministerio de Salud de la Nación dio a conocer un informe sobre la aplicación de la dosis en menores de 3 a 11 años y en adolescentes de 12 a 17 años en toda la Argentina.