Gestión & Salud

Preocupan las demoras en el PAMI para la realización de procedimientos cardiovasculares

Mediante una resolución, el Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas (CACI) expuso la problemática que afecta a más de 5 mil pacientes

A partir de una recategorización de centros médicos introducida por el PAMI recientemente, las personas que llegan a las guardias con cuadros cardiovasculares complejos que requieren tratamiento médico urgente, no pueden ser intervenidos como se venía haciendo habitualmente en estas instituciones y deben ser derivados. Esto supone demoras y los riesgos para la salud de los pacientes. 

Esta medida afecta fundamentalmente a los centros con servicios de hemodinamia, neurointervencionismo y cirugía cardiovascular.


El Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas (CACI) es la única sociedad argentina en esta especialidad. Fue creado en 1985 con la finalidad de nuclear a todos los especialistas en diagnóstico y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares por cateterismo. Hoy cuenta con más de 600 miembros asociados.

Entre otras condiciones médicas, se trata de pacientes con rotura imprevista de la arteria aorta , infarto agudo de miocardio, arritmias complejas que requieren colocación de marcapasos y reemplazos de válvulas programados. Son todos procedimientos por cateterismo mínimamente invasivos que requieren intervención urgente en las salas de hemodinamia habilitadas hasta la nueva resolución y acreditadas fehacientemente por el Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas (CACI); hoy el PAMI no está autorizando su realización y los pacientes deben ser trasladados en ambulancias hasta alguno de los centros elegidos por el instituto.

En el CACI afirman que de los 4,8 millones de afiliados al PAMI, se estima que anualmente requiere algún tipo de intervención compleja entre el 1 y el 1,5%, lo que representaría una cifra superior a los 50 mil pacientes al año.

En una carta dirigida por el CACI a las autoridades del PAMI y de la que no se obtuvo respuesta, se afirma que esta recategorización además de ser arbitraria e inconsulta ‘aumenta considerablemente el riesgo de muerte de los afiliados del PAMI' Y agrega: ‘Todos los centros habilitados por el Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas y todos sus asociados tienen la capacidad para realizar las prácticas y tratamientos de intervencionismo requeridos y que ya lo estaban haciendo antes de este cambio'.

Por qué el PAMI determina la medida

Entre los requisitos para la determinación de las nuevas categorizaciones y habilitaciones, se encuentra la disponibilidad de equipamiento de resonancia magnética nuclear (RNM), aunque desde el CACI responden que no es necesario este tipo de estudios para ninguno de los procedimientos de la especialidad.

"Otro parámetro que contempla la nueva normativa es el número de camas existentes en la institución o el número de procedimientos realizados, pero ninguna de las dos variables determina ni influye en la aptitud del servicio y la capacidad del hemodinamista para realizar el procedimiento", refirió el Dr. Martín Cisneros, vicepresidente del CACI.

Desde el CACI insisten para que se dé marcha atrás con esta nueva categorización que -afirman- pone en riesgo la salud de los pacientes.


Esta nota habla de:
Más de Pacientes
Alerta epidemiológica en Salta por casos de salmonella
Provincia

Alerta epidemiológica en Salta por casos de salmonella

Del total de casos registrados en lo que va de 2021, el rango etario más afectado es el comprendido entre 0 y 9 años.
Sarampión: existe riesgo de reintroducción en el país
Alerta epidemiológica

Sarampión: existe riesgo de reintroducción en el país

No existe tratamiento específico, sin embargo, para la prevención se
dispone de una vacuna segura y eficaz en el Calendario Nacional de Vacunación de Argentina.
Vacunación COVID en menores: cuáles fueron los primeros datos
Estadísticas

Vacunación COVID en menores: cuáles fueron los primeros datos

El Ministerio de Salud de la Nación dio a conocer un informe sobre la aplicación de la dosis en menores de 3 a 11 años y en adolescentes de 12 a 17 años en toda la Argentina.