En comisión, diputados continuaron con el debate de la ley de Etiquetado Frontal de Alimentos

La iniciativa que busca marcar con un sello octogonal de color negro a los envases de alimentos excedidos en azúcares, sodio, grasas y calorías fue abordada en un plenario de las comisiones de Legislación General, Salud, Defensa del Consumidor e Industria. Voces a favor y en contra de la medida.

Con el objetivo advertir y prevenir a la población sobre los riesgos a la salud que implica la ingesta de determinados alimentos y bebidas y así promover una alimentación saludable, diputados continuaron con el debate del proyecto de Etiquetado Frontal de Alimentos.

La presidenta de la comisión de Legislación General, Cecilia Moreau, informó sobre el final del encuentro que se realizará una reunión informativa previa a pasar a la firma del dictamen, que el plenario no estaba en condiciones de emitir ya que el plazo para hacerlo venció el viernes pasado.

Impulsores y detractores del proyecto

"La necesaria promoción de una alimentación saludable no tiene que significar un conflicto para el sistema productivo", señaló en el debate el presidente del Centro Azucarero Argentino (CAA), Jorge Luis Feijóo. Además remarcó que no se busca desamparar al sector azucarero ya que es una de las actividades más relevantes de las Economías Regionales.

El exsecretario de Salud Adolfo Rubinstein fue otro de los expositores que destacó la iniciativa y señaló que "surge como una construcción colectiva y refleja un altísimo estándar para la protección del derecho a la salud".

El exfuncionario macrista remarcó que el etiquetado "reduce el esfuerzo cognitivo en el punto de compra, el tiempo de procesamiento de la información y, por lo tanto, facilita rápidamente la elección de alimentos más saludables al permitir una mejor decisión de compra".

Representando a UNICEF, el especialista en salud Fernando Zigman se refirió en su exposición a los riesgos de la obesidad y destacó que "desde la perspectiva de los derechos del niño es la mejor ley posible".

"La industria está a favor pero se deben conciliar diferencias", fue una de las frases de la directora Ejecutiva de COPAL (Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios), Carla Martín Bonito.

Quiénes se expresan en contra del proyecto tienen sus argumentos. Sucede que, de avanzar sin modificaciones clave, la Ley corre el riesgo de convertirse en una norma que desaliente su objetivo. Básicamente porque el 90% de los alimentos que encontrará una persona en la góndola tendrá al menos un sello negro en su frente, referido al exceso de nutrientes críticos (azúcares, grasas saturadas, grasas totales y sodio) y calorías, sin ningún tipo de información sobre su real composición nutricional.

Ya en octubre, Daniel Funes de Rioja, Presidente de Industrias de Productos Alimenticios, había reseñado algunas cuestiones desde el punto de vista de la industria. "Si bien estamos de acuerdo con los fines y propósitos de la normativa, que busca proteger al consumidor, informarlo, es fundamental no demonizar ningún producto", había declarado.

Otra propuesta de modificación había llegado por parte de Florencia Cnazonieri, representante de la Cámara Argentina de la Industria de Bebidas sin Alcohol, quién recalcó la importancia de una única propuesta ante el Mercosur, la necesidad de definir umbrales que incentiven la reconversión productiva y que no se incorporen leyendas sobre edulcorantes, ya que "son clave en la reformulación y se consideran seguros para la población". "Proponemos, para bebidas azucaradas, 7.5 gramos por 100 ml en línea como el esquema de Brasil, ya que un límite de 5 gramos, o menos, implicaría que todos los productos lleven sellos", aclaró Cnazonieri.

En la Cámara alta, el proyecto ya recibió 64 votos a favor y tres en contra: de las tucumanas Silvia Elías de Pérez (UCR) y Beatriz Mirkin (Frente de Todos), quienes advirtieron que perjudicará al sector azucarero, y de la riojana Clara Vega (Interbloque Federal).

La iniciativa podrá tener dictamen si hay extensión del período ordinario o el Gobierno lo incluye en el temario de sesiones extraordinarias que se realizarían a partir de diciembre.

Esta nota habla de:
Más de Gobierno
Contratación directa a Roemmers por $52 millones

Contratación directa a Roemmers por $52 millones

La cartera sanitaria puso en marcha una contratación para la compra del anticolinérgico Mestinon del laboratorio nacional Roemmers por $52.1 millones.
Vacunas: Vizzotti avanza en negociaciones bilaterales con China e India

Vacunas: Vizzotti avanza en negociaciones bilaterales con China e India

La ministra se reunió con los embajadores de emboas países para avanzar con las negociaciones para la adquisición de mas cantidad de vacunas contra el Covid-19.
El Gobierno invertirá $400 millones en el desarrollo de vacunas nacionales contra el Covid-19

El Gobierno invertirá $400 millones en el desarrollo de vacunas nacionales contra el Covid-19

El Gobierno invertirá $400 millones para el desarrollo de vacunas en fase preclínicas e investigaciones en red acerca de las secuelas de la enfermedad.