Sostener los estándares de calidad hospitalaria en un contexto adverso

La recesión económica y la crisis sanitaria por covid-19 implicaron una contracción en las finanzas de los centros médicos. El desafío de mantener los estándares de calidad y el riesgo de un estancamiento prolongado. Entrevista con Ricardo Warnecke, Gerente de Gestión del Hospital Italiano de San Justo

La acreditación es uno de los métodos de evaluación externa para medir la calidad en los establecimientos de salud. Si bien sostener los estándares de calidad conllevan costos adicionales, esto genera un importante liderazgo en el área de salud, que posiciona a un centro médico por encima de los competidores y una preferencia por parte de los financiadores.

Poniendo el foco en el Hospital Italiano, uno de los centros referentes en acreditación de calidad hospitalaria, se consultó sobre el desafío de sostener la calidad y el crecimiento en un contexto critico para el sector de la salud marcado por dos factores: la actual recesión económica en Argentina y la pandemia por Covid-19.

Para el Gerente de Gestión del Hospital Italiano de San Justo, Ricardo Warnecke, "hoy estamos atravesando una situación complicada por la pandemia. Principalmente porque estamos trabajando por debajo de nuestro punto de equilibrio, estamos atendiendo menos pacientes que en una situación normal".

El sector de prestadores se caracteriza por tener costos fijos muy elevados, por lo que uno de los mayores desafíos es volver a niveles normales de producción - como consultas externas, diagnósticos por imágenes, cirugías e internación - para superar las perdidas que vienen absorbiendo las administraciones de los hospitales. En consulta sobre la variación de costos en los meses de pico del Covid-19, es especialista afirmó que las ratios se vieron afectados. No obstante, los indicadores van mejorando con el decrecimiento de la curva de contagios, según el especialista en costos "actualmente se está trabajando a un 60-70% del mes normal de actividad".

Respecto a los costos totales que implicó la pandemia para el Hospital Italiano todavía no se pudieron dimensionar porque se necesita tener en cuenta muchos otros factores que afectan indirectamente. Tal es el caso del costo de oportunidad, que está dado por el volumen y la diversidad de servicios que no se pueden ofrecer por los protocolos sanitarios impuestos. Sin embargo, se calcula un incremento en los gastos de insumos de farmacia del hospital en un 30% más que lo que se hubiera gastado habitualmente, a consecuencia de los costos en los tratamientos de pacientes por Covid.

Otro factor importante de alto impacto en los costos sufrido por la pandemia fue el pago de horas extras o reemplazos de cargos para la cobertura de los puestos de trabajo del personal licenciado de trabajar por pertenecer a los grupos de riesgos o por haber contraído covid-19.

Si bien es cierto que, en el caso del hospital italiano, la inversión acumulada en gestión de calidad es lo que permite afrontar la coyuntura económica y sanitaria, sin reducir los estándares, y manteniendo la calidad y prestigio. Lo que preocupa es la duración de la crisis, tanto sanitaria como económica: ya que el retraso en las inversiones de nuevas tecnologías en el largo plazo generaría complicaciones para el funcionamiento de excelencia de la institución.

El contexto actual obligó a muchos centros médico- a frenar las inversiones previstas, para orientar tanto los esfuerzos como los recursos a sostener la estructura.

El Hospital Italiano a diferencia de muchos centros de atención del país, cuenta con la ventaja de tener diversificados sus ingresos. Además de brindar prestaciones a terceros (a particulares, obras sociales y prepagas), tiene ingresos por el pago de cuotas de la prepaga propia del Hospital Italiano. Por lo que la reducción de los ingresos de las prestaciones a terceros pudo ser sostenida por el ingreso de las cuotas de los afiliados.

Una situación muy diferente para muchos centros médicos, sobre todo en las provincias, que están atravesando una profunda crisis económica por el corte o demora en la cadena de pagos.

El principal factor que ayudó a la administración del hospital a afrontar la crisis fue su incorporación al régimen de ATP lanzado por el gobierno nacional, según el especialista "sin eso los resultados hubieran sido negativos".

Los datos para el sector no son alentadores, ya que la OCDE prevé que nuestro país sufrirá la mayor caída mundial anual del PBI, con una estimación del -12,9%. Realidad que atraviesa a todas las actividades productivas, inclusive a las del área de salud.


Por: Lic. Antonella Gutiérrez La Bruna

Más de Economía y Salud
Almeyra: "Necesitamos recomponer aranceles"

Almeyra: "Necesitamos recomponer aranceles"

Salud Federal agrupa a más de 100 establecimientos prestadores de salud del interior del país que buscan lograr la sustentabilidad e iniciar un proceso de descentralización de las decisiones para que cada provincia tome las propias. Entrevista con el Dr. Rodrigo Sánchez Almeyra.
América Latina: ranking de dosis compradas para el Covid-19

América Latina: ranking de dosis compradas para el Covid-19

En Latinoamérica, los países aseguraron sus dosis con Pfizer, AstraZeneca y la vacuna rusa Sputnik V. Argentina es uno de los países que mas dosis se aseguró de acuerdo a su población.
Argentina envía oxígeno medicinal a Bolivia

Argentina envía oxígeno medicinal a Bolivia

Mientras Bolivia atraviesa una fuerte ola de contagios por Covid-19, pidió a Argentina ayuda para el abastecimiento de gas medicinal para los hospitales. Una empresa tucumana será la encargada del suministro.