Peligra la actividad de los Prestadores de Salud del interior del país

La situación de muchos prestadores de medicina privada es crítica y la actividad se torna insostenible, por la falta de actualización en las tarifas y una suba de costos superior al 50%.

El año 2020 puso en relevancia la importancia que reviste la actividad del sector de la salud, tanto pública como privada. La tarea desplegada por los equipos de salud en todo el país recibió el reconocimiento simbólico de la sociedad. Sin embargo, los prestadores privados sienten que su actividad está agonizando y que para muchos será difícil seguir adelante.

En una entrevista con el Lic. Diego Parra, Gerente de la Clínica Pergamino S.A, de la provincia de Buenos Aires, el profesional describió las vicisitudes que deben enfrentar los prestadores privados en general y las mayores desventajas de aquellos que brindan sus servicios en el interior del país.

"Lamentablemente, el sistema de salud ha estado relegado durante muchos años. Y es recién en el 2020 que ha tomado relevancia y notoriedad. Se ha generado una cierta conciencia en el sector". Sin embargo, el gerente expone que los graves problemas económicos que enfrentan no son tomados en cuenta. Sucede que las prestaciones de salud experimentaron una suba de costos a causa de la inflación en torno al 50% en el año. A pesar de esto, no pueden hacer frente a estos mayores costos a través de aumentos acordes en las tarifas por sus servicios.

Uno de los grandes problemas que encuentran los prestadores, es la falta de valores de referencia para fijar las tarifas. "Esto complica aún más porque se debe negociar con cada financiador", expresó.

Con los financiadores de medicina prepaga, la fijación del cuadro tarifario resulta más beneficiosa para la parte que concentra más poder de negociación. Es por ello que surgen divergencias significativas en los valores percibidos por los prestadores, principalmente según la zona del país que se trate.

"Los valores son más altos en Capital y Gran Buenos Aires. En el interior se hace más difícil negociar, a pesar de que los costos son muy similares". Al no tener poder de negociación, las clínicas privadas del interior reciben hasta un 50% menos de las tarifas negociadas en CABA. Según el profesional "sería muy importante generar un cuadro de costos confiable, preparado por profesionales independientes, que sirva como referencia en todo el país para fijar las tarifas".

Por su parte, el resto de los financiadores que son las obras sociales nacionales y provinciales, manejan sistemas propios de fijación de tarifas que también tienen retraso en la actualización. No son tarifas convenientes para el prestador, que si tuviera la posibilidad de elegir una cartera de financiadores, optaría por la concentración del servicio hacia otro tipo de financiador que genere mayor rentabilidad. Sin embargo, contar con los convenios de las obras sociales le permite al prestador del interior cubrir los costos fijos, que es el costo más importante del servicio que requiere una mano de obra intensiva.

El profesional recordó además que desde el inicio de la pandemia, las obras sociales recibieron recursos adicionales a través de la Superintendencia para afrontar la crisis sanitaria. Sin embargo, esos desembolsos no fueron trasladados a los prestadores, que son los que brindan el servicio de salud. Los financiadores tampoco reconocieron los costos incurridos por las inversiones necesarias para el aislamiento de pacientes y para la adquisición de los elementos de protección para el Covid-19.

"La situación es muy compleja para el 2021. Hay prestadores que ya informaron que no están en condiciones de afrontar los costos fijos de la actividad". Cabe recordar que desde los primeros meses de la pandemia, el sector privado de la salud recibió una ayuda muy importante a través del ATP, que hasta el momento le permitió hacer frente al costo en recursos humanos. Sin embargo, el anuncio por parte del Gobierno sobre el fin del programa de subsidios preocupa a los prestadores, porque la actividad no está generando los recursos necesarios para afrontar el pago de sueldos.

La actividad del sector está en agonía; y aunque la pandemia los golpeó fuerte, los problemas vienen de larga data. "Hace 18 años que estamos con la ley de emergencia sanitaria, cuyo objetivo fue salvar de la quiebra a muchas empresas. Pero desde que se implementó a la fecha nunca se tomaron medidas de fondo". Los prestadores perciben una carga impositiva excesiva, no son formadores de precios, nunca han recibido subsidios, se enfrentan a una estructura de proveedores oligopólica, la inversión en equipamiento e insumos es en dólares y como consecuencia no hay incentivos a invertir.

En el caso de la Clínica de Pergamino, su gerente relató que en los últimos dos años a pesar de haber realizado importantes esfuerzos en revertir el escaso margen de rentabilidad promedio del sector, el impacto del ajuste por inflación determino que al igual que muchas empresas del sector privado que sus balances arrojan pérdidas. El aumento de los costos es significativo porque muchos insumos se pagan en dólares. "Ya que no contamos con el manejo de la variable precio, se está buscando sostener la actividad ampliando la cantidad de servicios, incorporando más capacidad de internación y de cirugías. Como única alternativa para poder compensar el incremento de los costos médicos".

Para la clínica hay dos prioridades, dentro de un contexto tan complejo. Por un lado, mantener las fuentes de trabajo, ya que de ellas dependen más de 180 empleados. Y por el otro, mantener la calidad del servicio que destacó su trayectoria por más de 80 años en la ciudad. Sin embargo, si la actividad no recibe algún tipo de subsidio adicional, será muy difícil pagar en tiempo y forma los costos laborales. Y por supuesto, las inversiones en equipos médicos se aplazarán aún más, complicando el sostenimiento de los servicios en el futuro.

Más de Economía y Salud
Almeyra: "Necesitamos recomponer aranceles"

Almeyra: "Necesitamos recomponer aranceles"

Salud Federal agrupa a más de 100 establecimientos prestadores de salud del interior del país que buscan lograr la sustentabilidad e iniciar un proceso de descentralización de las decisiones para que cada provincia tome las propias. Entrevista con el Dr. Rodrigo Sánchez Almeyra.
América Latina: ranking de dosis compradas para el Covid-19

América Latina: ranking de dosis compradas para el Covid-19

En Latinoamérica, los países aseguraron sus dosis con Pfizer, AstraZeneca y la vacuna rusa Sputnik V. Argentina es uno de los países que mas dosis se aseguró de acuerdo a su población.
Argentina envía oxígeno medicinal a Bolivia

Argentina envía oxígeno medicinal a Bolivia

Mientras Bolivia atraviesa una fuerte ola de contagios por Covid-19, pidió a Argentina ayuda para el abastecimiento de gas medicinal para los hospitales. Una empresa tucumana será la encargada del suministro.