Internacional

Vacunas anti COVID-19: disputa por las patentes entre Moderna y el Gobierno de Estados Unidos

En las solicitudes de patente, los Institutos Nacionales de Salud afirman que tres de sus científicos ayudaron a Moderna a inventar su vacuna COVID-19 y que la compañía no comparte el crédito.

Con la intención de crear rápidamente una vancuna contra el COVID-19, el Gobierno estadounidense se alió con Moderna, una decisión que fue elogiada por políticos de Estados Unidos. Sin embargo, parece que la relación entre la empresa de biotecnología y el Estado norteamericano no parece estar en su mejor momento.

A menos después de que Moderna obtuviera la autorización de la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos) para desarrollar su vacuna, la empresa no se comprometió con el pedido de Joe Biden para que el medicamento anti-COVID-19 esté disponible para los países pobres. Eso generó una batalla por los derechos de las patentes, según informó The New York Times.

El problema surgió por una presentación de de Moderna en el mes de julio ante la Oficina de Patentes y Marcas de EE. UU, afirmando que ellos inventaron la vacuna. Mientras tanto, los NIH (Institutos Nacionales de Salud) dicen que tres de sus científicos crearon elementos claves para el desarrollo del medicamento.

La disputa lleva más de un año. El grupo de defensa de los derechos del consumidor Public Citizen colaboró para que no se conociera la disputa, aunque el Times logró acceder a esta información recientemente. Sin una resolución entre las partes, la batalla podría dirigirse a los tribunales.

Al comienzo de la pandemia, el Gobierno estadounidense proporcionó fondos a varias empresas, incluidos $ 1.4 mil millones a Moderna, para desarrollar vacunas anti-COVID-19. Los NIH y científicos de su Centro de Investigación de Vacunas colaboraron en el esfuerzo: John Mascola, MD, Barney Graham, MD, y Kizzmekia Corbett.

Sin embargo, en un documento de patente, Moderna afirma haber "llegado a la determinación de buena fe de que estos individuos no inventaron conjuntamente los mRNA y las composiciones de mRNA reivindicadas en la presente solicitud". En la aplicación, Moderna incluye los nombres de varios empleados a los que se les atribuye la invención.

Hay mucho en juego en la lucha por las patentes. Con los derechos de la vacuna, el Gobierno podría licenciar a otras empresas para garantizar un acceso más amplio y recuperar parte de los fondos que proporcionó.

Las preocupaciones sobre patentes surgen en medio de otros problemas para Moderna. La semana pasada, al informar las ganancias del tercer trimestre, la compañía recortó su estimación anterior de ingresos por la vacuna COVID-19 en 2021 de $ 20 mil millones a entre $ 15 mil millones y $ 18 mil millones. La compañía dijo que los retrasos en los envíos internacionales se han convertido en un obstáculo a medida que intentan entregar la inyección a más países.





Esta nota habla de:
Más de Internacional
Investigadores descubren un nuevo mecanismo para la regeneración muscular
Científicos

Investigadores descubren un nuevo mecanismo para la regeneración muscular

Se trata de la reordenación de núcleos de las fibras musculares y es independiente de las células madre musculares.
Covid-19: un medicamento producido por AstraZeneca reduciría hasta un 67%  los casos graves
Estudio científico

Covid-19: un medicamento producido por AstraZeneca reduciría hasta un 67% los casos graves

El desarrollo del fármaco genera esperanza de que se puedan reducir significativamente los casos graves.
Merck desarrolló una pastilla contra el Covid-19
Medicamento contra el coronavirus

Merck desarrolló una pastilla contra el Covid-19

La farmacéutica norteamericana presentó ante la FDA su nuevo antiviral oral contra el Covid-19. El gobierno de Biden reservó 1.7 millones.